Los fundadores

El nombre oficial de la Congregación en la Iglesia es el de HERMANAS DEL SANTO ÁNGEL DE LA GUARDA, nombre recibido de sus Fundadores y reconocido en Francia por Decreto de Napoleón III el 12 de Diciembre de 1852.

La Congregación se fundó el día 3 de diciembre de 1839, en Quillán, un pueblecito del sur de Francia. Su fundador, el Beato  Luis Antonio Ormières, nace el 14 de julio de 1809.

Aunque sus raíces son francesas, el sacerdote conoció nuestro país y fundó en Gijón un noviciado para toda Francia y España.

Es beatificado en la catedral de Oviedo el 22 de Abril de 2017 y muere en Gijón -España- el 16 de enero de 1890, en el actual colegio del Santo Ángel, donde aún se conserva la que fue su habitación.

El padre Ormières, preocupado por la falta de buenos maestros para la juventud en los pueblos pequeños, se consagra a la enseñanza desde sus primeros años. Quiere extender los beneficios de una educación de calidad en lugares que no tienen recursos suficientes.

Su mirada se centra en los más abandonados de la sociedad. Su existencia es como un espejo que refleja el Don de Dios en la sencillez, el desprendimiento, la disponibilidad y el amor. Entiende la propia existencia como un don.

ALGUNOS RASGOS

  • Su pasión fue formar verdaderos discípulos de Jesús
  • Vive su vocación como un acto de obediencia al Dios de su vida
  • Como educador destaca por la esmerada atención a los más necesitados
  • Le caracteriza la sencillez y el servicio
  •  
  • Su fe en el hombre le hace reconocer que cada persona tiene su propio don
  • Su fe en Dios le lleva a una confianza plena en la Divina Providencia

La Congregación celebra el santo de nuestra fundador el 16 de Enero.

SU LEMA

“Formar verdaderos discípulos de Cristo es nuestro fin principal, nuestro único fin.”

Madre San Pascual Lavrilloux

Juliana Josefa María Lavrilloux nació en Josselín (Francia) el 4 de enero de 1809. Muere en 1875.

Desde muy joven siente inclinación a la vida religiosa y hace sus Primeros Votos en las Hermanas de la Instrucción Cristiana en Saint Gildas de Bois.

Le proponen ir al Sur de Francia, a Quillán, con el fin de atender a los niños pobres. Allí inicia con otras dos religiosas y junto con el Padre Luis Ormières una escuela para niños sin recursos.

Su capacidad para discernir la voluntad de Dios, su espíritu de oración y su amor a los niños más necesitados, hacen de ella un referente y modelo a seguir en esta andadura de una nueva comunidad.

Debido a las dificultades que se presentan para seguir enseñando, se hace necesario dejar de pertenecer a su Congregación de Saint Gildas y así, de manera casi insospechada en un primer momento, se convierte en Fundadora de una nueva Congregación cuyo nombre será – Hermanas del Ángel de la Guarda-.

ALGUNOS RASGOS

  • Su lema confiar plenamente en la Divina Providencia
  • Su carácter distintivo la sencillez evangélica
  • Sus preferencias los más necesitados
  • Su vocación buscar siempre y en todo la voluntad de Dios
  • Su perfil de educadora que los niños se sientan amados
  • Su estilo la sencillez. Ser “ángel visible”.

La Congregación celebra el santo de nuestra fundadora el 17 de Mayo.